¿Qué puedo hacer yo?

La relación de la humanidad con la naturaleza está fracturada y tiene un costo.

La actual pandemia COVID-19 nos ha revelado un alto precio con la creciente pérdida de vidas y el impacto económico global que está destruyendo nuestros medios de subsistencia. Sin embargo, tenemos una oportunidad real para sanar nuestro vínculo con la naturaleza, estamos en un momento crucial para construir un futuro más seguro para los ecosistemas, las demás especies y los seres humanos.

Debemos respetar los límites. Disminuir nuestro impacto negativo en los ecosistemas implica dejar de romper la barrera natural que existe entre los humanos, las áreas naturales y la fauna silvestre.

Al conservar los espacios naturales, como las Áreas Naturales Protegidas (ANP) que son reservorios de naturaleza, se reduce la probabilidad de que emerjan nuevas enfermedades zoonóticas y previene futuras pandemias y otras enfermedades.

Las ANP son una fuente de salud, conservan la biodiversidad, protegen especies en peligro de extinción o endémicas y mantienen el ciclo ecológico de los insectos, que son esenciales para polinizar las cosechas de los productos que consumimos.

Debemos respetar los límites. Disminuir nuestro impacto negativo en los ecosistemas implica dejar de romper la barrera natural que existe entre los humanos, las áreas naturales y la fauna silvestre.

Al conservar los espacios naturales, como las Áreas Naturales Protegidas (ANP) que son reservorios de naturaleza, se reduce la probabilidad de que emerjan nuevas enfermedades zoonóticas y previene futuras pandemias y otras enfermedades.

Las ANP son una fuente de salud, conservan la biodiversidad, protegen especies en peligro de extinción o endémicas y mantienen el ciclo ecológico de los insectos, que son esenciales para polinizar las cosechas de los productos que consumimos.

Si queremos construir una sociedad respetuosa de la naturaleza, debemos:

  • Detener la explotación de la vida silvestre de alto riesgo, su comercio y consumo ilegal.
  • Respetar los ecosistemas. No extraer elementos las ANP (plantas, animales, piedras), ni introducir especies invasoras.
  • No tirar basura ni comida dentro de las ANP.
  • Respetar las plantas, animales y elementos naturales que habitan en estos entornos.
  • Participar en programas de reforestación. La plantación de árboles endémicos, beneficia la producción de oxígeno y la captura de carbono.
  • Prevenir incendios forestales para evitar su degradación a causa de actividades humanas.
  • No ser partícipes y denunciar la extracción de madera ilegal, la deforestación, la minería y el turismo no regulado.
  • Promover el aprovechamiento responsable de los recursos forestales.
  • Cambiar hábitos de consumo y gestionar la producción de alimentos de manera sostenible para evitar la expansión de la ganadería y la agricultura.

Cada uno tenemos la oportunidad y la urgente responsabilidad de conservar la naturaleza y los beneficios que ésta nos proporciona, con nuestros actos individuales y con una visión comunitaria que preserve nuestra salud y nuestro bienestar como habitantes de este planeta.

Juntos somos #UnaSalud.

#UnaSalud

#UnaSalud

¿Por qué nos enfermamos?

¿Por qué nos enfermamos?

¿Qué puedo hacer yo?

¿Qué puedo hacer yo?

El valor de la Naturaleza

El valor de la Naturaleza

#SanaSana

#SanaSana