Sana la vida silvestre, sanamos todos

Categoría: #SanaSana | Blog

Los sistemas biólogicos naturales sanos proveen agua, aire puro y alimentos a especies de plantas y animales, entre ellas los humanos. Cuando ese círculo virtuoso se rompe, surgen desequilibrios, como las enfermedades.

De las acciones humanas que impactan negativamente en la naturaleza, destaca el comercio ilegal de vida silvestre, que pueden desestabilizar las poblaciones de flora y fauna.

En México, el comercio ilegal de vida silvestre amenaza a varias especies, entre ellas a reptiles (tortugas e iguanas), cactáceas, aves cantoras, pericos e incluso mamíferos.

Zoonosis

Además, este tráfico ilegal representa una de las principales causas de la aparición de enfermedades zoonóticas, aquellas que se transmiten de animales silvestres a especies domesticas (ganado), mascotas (perros y gatos) y a humanos.

Existen más de 150 enfermedades humanas cuyo origen proviene de los animales. El 60% de todos los patógenos de las personas tiene un origen animal, y más del 70% de todas las enfermedades contagiosas de origen animal provienen de animales silvestres. El contagio de estas enfermedades, de un animal silvestre portador a un humano, se puede dar por mordeduras, rasguños, contacto con excreciones salivares o mucosas, contacto con orina o heces fecales y contacto con fluidos sanguíneos. (Semarnat,2013)

El comercio ilegal de vida silvestre abarca la cacería furtiva, la extracción de plantas y animales de su medio natural, la compra, la venta y el transporte de vida silvestre, así como el consumo de especies como los huevos de tortuga.

Evitemos la compra de especies exóticas. Cuidemos nuestra naturaleza.

Lee más:

Sana el clima, sanamos todos

Sana el clima, sanamos todos

Aire y agua limpios son dos elementos fundamentales para tener una vida saludable. La naturaleza provee beneficios vitales que debemos valorar para evitar que se agoten o su salud se deteriore.

México megadiverso, herencia natural para conservar

México megadiverso, herencia natural para conservar

México es uno de los cinco países más biodiversos del mundo, con el 10% de las especies terrestres; además, ocupa el segundo lugar a nivel mundial en número de especies de reptiles, el tercero en mamíferos, y el quinto en anfibios. Sus paisajes con montañas le confieren gran diversidad de ambientes, de suelos y de climas.