México megadiverso, herencia natural para conservar

Categoría: #SanaSana | Blog

México es uno de los cinco países más biodiversos del mundo, con el 10% de las especies terrestres; además, ocupa el segundo lugar a nivel mundial en número de especies de reptiles, el tercero en mamíferos, y el quinto en anfibios.

Sus paisajes con montañas le confieren gran diversidad de ambientes, de suelos y de climas. Está rodeado de mares, con litorales en el Atlántico y el Pacífico.

Un ejemplo de la riqueza natural del país es el Eje Neovolcánico, una cadena de volcanes que cruza el centro del país, donde hay Áreas Naturales Protegidas (ANP), como la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, que conserva bosques de oyamel, pinos, encinos y una gran cantidad de aves, anfibios y reptiles; el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, conocido por ser la casa del teporingo y de varias especies de murciélagos; el Área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca, donde habita el lince, los venados y los coyotes; y el Área de Protección de Recursos Naturales Valle de Bravo, hogar del halcón cola roja y la víbora de cascabel.

Especies como el coyote y el puma son emblemáticas del centro de México y habitan en una o varias de estas ANP. Aunque difíciles de observar, ambas son fundamentales para mantener los ecosistemas saludables. Por ejemplo, los coyotes proveen un servicio mediante la depredación de lagomorfos y mamíferos pequeños que causan daños a cultivos agrícolas. Por otro lado, al puma se le considera una especie sombrilla, ya que es indicadora del estatus de su hábitat y con su conservación se favorecen a las especies que se encuentran debajo de él en la cadena trófica.

Estos territorios y sus especies deben ser conservados. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) trabaja de la mano con las mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños de las comunidades para conservar estos territorios y las especies que los habitan.

Como espacios llenos de vida, es primordial promover la preservación de las ANP para procurar la salud de los ecosistemas, de las especies que allí habitan y de las personas que dependemos de ellos.

¡Ayudemos a conservar la herencia natural de México!

Juntos somos #UnaSalud

Lee más:

Sana el clima, sanamos todos

Sana el clima, sanamos todos

Aire y agua limpios son dos elementos fundamentales para tener una vida saludable. La naturaleza provee beneficios vitales que debemos valorar para evitar que se agoten o su salud se deteriore.